Donostia-San Sebastián 2016

 

El proyecto “Donostia 2016 – Capital Europea de la Cultura” es una iniciativa que, diseñada y desarrollada junto con 500 agentes culturales y artistas de la ciudad y del territorio, integra más de 100 proyectos. A través de su extensa programación Donostia-San Sebastián 2016 nos propone gozar, disfrutar, reflexionar y convivir durante doce intensos meses, en una propuesta de cultura y valores. Entre otros aspectos se fomenta la diversidad y la creación conjunta a través de manifestaciones culturales y valores de convivencia. Uno de los pilares principales de esta amplia propuesta es la diversidad lingüística.

¿Qué tipo de actividades organiza DSS2016EU? Música, danza, teatro, arte, exposiciones, charlas, literatura, tecnología, cine, cultura, gastronomía, arquitectura, naturaleza, salud, deporte, urbanismo, fotografía, idiomas, ciencia, entrevistas, reflexiones...

¿En qué contextos? Derechos humanos, convivencia, solidaridad, identidad, diversidad, bienestar, feminismo, patrimonio, expresión, transmisión, interculturalidad, memoria, personalidad, inclusión, respeto, igualdad, dignidad, valores éticos, justicia...

¿Dónde? En el centro de San Sebastián, en las afueras de la ciudad, en sus alrededores, en Gipuzkoa, en el País Vasco, en el Estado Español, en Europa.

El objetivo principal de Donostia-San Sebastián 2016 ha sido, desde el principio, la participación de la ciudadanía, tanto en la presentación de propuestas, como en su gestión y disfrute. Asimismo, la capitalidad tiene una enorme dimensión europea, a través de una amplia red de colaboraciones y por los temas que trata, relacionados con los grandes retos a que se enfrenta el Viejo Continente.

Por tanto, DSS2016EU es mucho más que un enorme festival cultural y artístico. Su fin es promover lugares de encuentro para la ciudadanía, y las principales herramientas que emplea para ello son los valores propios del arte y de la cultura, y así promover la convivencia entre diferentes. Al hilo de lo anterior, la Capitalidad sitúa el compromiso con la diversidad lingüística precisamente en el ámbito de la convivencia.

Promover el desarrollo de las diferentes lenguas es vital para garantizar la identidad, igualdad y libertad de las personas. Además, es un deber ético relacionado con el compromiso con la convivencia sana y la riqueza cultural.

En este sentido el Foro Europeo de la Diversidad Lingüística es un hito importante de DSS2016EU, dentro de toda una serie de actividades que se van a llevar a cabo durante todo el año relacionadas con este tema, entre ellas, Hitzargiak-Lenguas que se iluminan mutuamente, el Protocolo para la Garantía de los Derechos Lingüísticos, la Embajada Tosta e In varietate concordia.

Desde DSS2016EU pretendemos dejar una herencia fructífera a la sociedad y contribuir a fortalecer una sociedad conformada sobre la base de la libertad, la diversidad y el humanismo. Estamos haciendo un camino de gran alcance, comenzando desde hoy.